lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Cómo negociar un aumento de sueldo?


If I were a rich man / Si yo fuera rico. Fotógrafo: Emilio I. Panizo. Fuente: Flickr Licencia: Creative Commons (CC BY-NC 2.0)

Negociar un aumento de sueldo es una de las negociaciones más difíciles que se nos pueden presentar en la empresa.

Por supuesto, debemos comenzar por planificar muy bien nuestra negociación, para lo que debemos prestar atención a unos aspectos fundamentales que debemos tener en cuenta para preparar este tipo de negociaciones:

1. Analizar nuestro trabajo. Si se han producido cambios en nuestras responsabilidades, eficacia, eficiencia... es razonable que planteemos un cambio en la remuneración.
2. ¿Cuánto ganan otros compañeros con un cargo o puesto similar en la misma o diferente empresa?
3. ¿Qué contribuciones hemos hecho a la compañía?
4. Ver diferentes alternativas.

Una vez que hemos analizado estos puntos (yo recomiendo hacerlo por escrito), podemos solicitar la entrevista, para lo que planteo las siguientes recomendaciones:
1. Elegir un buen momento, teniendo en cuenta el humor de nuestros superiores o el momento económico por el que atraviesa la empresa.
2. Pedir la entrevista aclarando desde el principio para lo que es.

Una vez en la entrevista debemos acudir y presentar toda la documentación que demuestre nuestros argumentos y pedir un poco más de lo que pretendemos conseguir. Pues la empresa intentará rebajarlo. Además, podemos proponer otras formas de retribución: cheques regalo, acciones, gimnasio, guarderías...

Lo que no debemos hacer nunca es:
  • Amenazar
  • Mostrarnos descontentos con la compañía.
  • Compararnos con otros trabajadores de la empresa.
  • Y por supuesto, si nos conceden el aumento, no debemos divulgarlo entre el resto de compañeros.
Espero que este artículo os haya resultado de utilidad.


9 comentarios:

  1. Yo también creo que es lo más dificil, y hoy en dí más. Para ello pienso que hay que ir sin miedo y sin pensar que te lo van ha dar, por si te lo niegan.
    Si crees que te lo mereces, negocia con tu jefe, el no ya lo tienes

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente pedir un aumento de sueldo es pasar un mal trago, pero también es verdad que si no lo haces tu, nadie lo hará por ti.
    Las pautas que nos has facilitado son adecuadas para hacerlo, pero llevarlas a la práctica son otro cantar. Primero hay que estar convencido de que te mereces ese aumento. Segundo elegir el momento adecuado para ir a hablar con el jefe y exponerle tus motivos por los cuales crees que te has ganado un aumento de sueldo. Y al final si no lo consigues, no será por no haberlo intentado.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que es una de las situaciones mas dificultosas que se te pueden dar en la empresa, por lo tanto debes ir con las ideas claras, con lo que le vas a decir a tu jefe.
    Nunca debes perder la esperanza de que no te lo van a dar.
    ¡La esperanza nunca se pierde!!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que para pedir un aumento de sueldo lo primero es tener una argumentación de porque quiero ese aumento, lo importante es que se llegue a un acuerdo que beneficie a los dos. Y por supuesto suscribo lo que dice mi compañero Adrian el no ya lo tienes, hay que ir sin miedo y con seguridad en ti mismo.

    ResponderEliminar
  5. Cierto es que en estos momentos de crisis es muy difícil tener un trabajo...como para pedir un aumento de sueldo... pero bueno se puede dar la situación en una empresa formal en la que un trabajador siente la necesidad de pedírselo a su jefe puesto que así lo cree.

    El trabajador deberá tener los argumentos suficientes como para convencer a su jefe , lo deberá de hacer en un lugar neutral y sin tener que hacerse la victima ni tampoco compararse con un compañero/a ni utilizar motivos personales...

    Lo más importante es Venderse bien! y creo que si el jefe accede al aumento de sueldo sera de beneficio de todos porque el trabajador se sentirá valorado y producirá más por lo que la empresa lo notará.

    ResponderEliminar
  6. Está claro que no se pierde nada por intentarlo, ahora sí, el intento debe ser bien argumentado porque si no también se puede correr el riesgo de que te despidan, de ahí la importancia de elegir el momento.Hay que demostrarle al jefe que eres una persona válida en su empresa en la que le generas beneficios y además te gusta trabajar en su empresa, una de las cosas que me han funcionado cuando me he tenido que enfrentar a esta situación, ha sido asegurarme primero de que el jefe está contento con mi trabajo y saber que cuenta conmigo. Después concertar la reunión y exponer mis condiciones, siempre de una manera consensuada, al principio siempre son reacios, pero si tienes un buen argumento y te mantienes un poco firme al final ceden, porque ellos también saben valorar a un buen trabajador.

    ResponderEliminar
  7. yo pienso que hoy en día pedir un aumento de sueldo es algo que les cuesta mucho a las personas, debes tener claro lo que vas a hablar con tu jefe, y pillarlo de buen humor... jeje. siempre hay que intentarlo porque el no siempre lo tenemos.

    ResponderEliminar
  8. sin duda es uno de los momentos más dificiles que nos podemos encontrar en la empresa. Pero si observamos nuestro entorno, la situación económica de la empresa y nuestras expectativas y lo consideramos oportuno pués adelante con ello. Siempre un acuerdo beneficioso entre ambas partes.

    ResponderEliminar
  9. En estos casos es muy importante analizar bien el tipo de tarea que desempeñas y lo útil que eres para la empresa.

    Muchas veces ocurre que al incorporarte a un puesto de trabajo tu periodo de prueva implica que realizando la misma labor que otros compañeros por tu supuesta inexperiencia o por no estar adaptado al funcionamiento tu sueldo sea menor y progresivamente se equipare al del resto con el paso de 1, 2 o 3 años. En este caso si pasado un tiempo observas que tu adaptación y tu trabajo es similar al del resto de compañeros y mereces el sueldo íntegro o una subida adicional podrías plantear dicho aumento.
    No obstante teniendo en cuenta los puntos antes mencionados, comentarlo de manera deportiva y asertiva. Mostrando los hechos o trabajos realizados para acreditarlo y no esperar que sea inmediato a la propuesta, sino dando a conocer los motivos por los cuales consideras merecerlo.

    ResponderEliminar